DERECHO BANCARIO

VALTUEÑA abogados se acerca a la actualidad de los acontecimientos que todos conocemos por los medios de comunicación y lucha para que declaren la nulidad de cláusulas por entender que son abusivas, con sus correspondientes indemnizaciones y recuperación de las cantidades.

Son varias las cláusulas que pueden llegarse a ser abusivas. Las entidades financieras, durante los últimos años, han impuesto cláusulas abusivas en los contratos suscritos con consumidores.

Una cláusula puede ser considerada abusiva cuando causa un patente desequilibrio entre las partes y también porque la entidad financiera no ha informado debidamente al consumidor de su inclusión y de las consecuencias que pueden conllevar las mismas en un futuro.

Debido a ello, se debe atender a cada caso concreto y analizar qué tipo de cláusulas abusivas ha sido incluida y de qué manera, para así instar una nulidad de las mismas ante los tribunales, y recuperar las cantidades pagadas de más.

Desde nuestro despacho sugerimos a nuestros clientes que exijan reclamaciones judiciales contra entidades bancarias de toda España como Banco Popular, Banco Santander, Banco Sabadell, etc., con el fin de indemnizar a los afectados por estas cláusulas suelo y defender sus intereses económicos como consumidores.

El despacho trabaja en la defensa y asesoramiento a los afectados por cláusula suelo de bancos, para denunciar a estos por la mala praxis y los daños injusta o abusivamente causados a personas y compañías que han perdido sus inmuebles.

La reciente sentencia del Tribunal de Luxemburgo es un paso importante para que el Gobierno se vea obligado a reformar con urgencia la actual Ley Hipotecaria conforme a las directivas comunitarias que prohíben las conductas abusivas y los contratos de adhesión. Es decir, prohíben la comercialización de productos financieros como las cláusulas suelo o también llamadas cláusulas abusivas.

El Tribunal de Justicia Europeo ha puesto de manifiesto la vulneración que el Estado Español ha hecho de dicha directiva, al permitir que la LEC no establezca garantías y defensas de oposición ante conductas abusivas de entidades financieras y ejecuciones hipotecarias.

La aplicación de la normativa europea puede suponer, no sólo evitar futuras acciones abusivas por parte de las entidades financieras, sino que se prevé un aluvión de demandas y reclamaciones de daños de personas y empresas que se han visto afectados por las denominadas cláusulas suelo hipotecarias.

Las entidades bancarias se enfrentan desde ahora a una batalla judicial que pondrá de manifiesto lo perjudicial y nocivo de las malas prácticas que hayan realizado desde el inicio de la crisis financiera.